Sant Antoni Abad

Festa dels Tres Tombs. Sant Antoni Abat

La festividad de Sant Antoni es el 17 de enero, una de las fiestas más tradicionales de Catalunya que honora el patrón de los tocineros y arrieros.

Antiguamente, cuando el oficio de arriero estaba a pleno rendimiento, era fiesta gorda para todos aquellos que se dedicaban y hacía falta limpiar los adornos hasta hacerlos parecer de oro, adornar los carros de manera bien original y hacer que los animales parecieran los más espléndidos. Era una fiesta esperada por todo el mundo (oficio, bendición y baile) con mucha participación puesto que muchas de las casas de Rubí, pese a no dedicarse al oficio, disponían de carro y animal para las tareas del campo. Recordemos que Rubí era mayoritariamente agrícola y no era demasiado difícil equiparse para participar en la pasacalle y la bendición.

La Sociedad de Sant Antoni Abat de Rubí fue fundada hace casi 150 años y se ha encargado desde esta fecha de organizar la Fiesta en honor del Santo Patrón. Esta actividad ha tenido lugar todos estos años, interrumpida tan sólo por el paréntesis de la guerra civil. Ha estado una de las entidades de Rubí que ha contado con más socios, siendo en la actualidad unos 450 (sin distinciones por edad, sexo ni nacionalidad) cosa que nos permite continuar desarrollando las actividades en nuestra sede social, el Casino Español, que tiene un aforo limitado.

Durante los años 60 y 70 los elementos del campesinado tradicional fueron desapareciendo y se vieron en la obligación de utilizar tractores y mucha imaginación para mantener la Fiesta. Afortunadamente durante los años 80 se reavivó y la Fiesta en Rubí tomó el cariz que nos es familiar con un programa de actos con pequeñas variaciones puntuales.

La Fiesta de Sant Antoni Abad, conocida popularmente en Rubí como “Fiesta Mayor de Invierno” por el eco popular y participación de la que disfruta, tiene lugar el último fin de semana de enero.

X Caminada Nocturna a Rubí

Casi 1.200 personas han participado en la décima edición de la Caminata Nocturna, un acontecimiento de ciudad que este año se ha abierto todavía más a la ciudadanía. Antes del inicio de la caminata diversas entidades han animado la plaza del Doctor Guardiet con danzas, actividades infantiles y paradas informativas, entre otros.

Ya durante la actividad, los participantes han pasado por lugares como la masía y la era de Can Xercavins, el bosque de Can Feliu o las fuentes de Can Roig, donde han podido disfrutar de puntos de interés artísticos, de cultura, historia o natura.

Gairebé 1.200 persones han participat en la desena edició de la Caminada Nocturna, un esdeveniment de ciutat que enguany s’ha obert encara més a la ciutadania. Abans de l’inici de la caminada diverses entitats han animat la plaça del Doctor Guardiet amb danses, activitats infantils i parades informatives, entre d’altres.

Ja durant l’activitat, els participants han passat per llocs com la masia i l’era de Can Xercavins, el bosc de Can Feliu o les fonts de Can Roig, on han pogut gaudir de punts d’interès artístics, de cultura, història o natura.

Probando Live Composite

Salida nocturna para probar el Modo Live Composite de la Olympus con mis amigos Paco, Jordi y mi hija Natalia.

Aunque las fotos son mejorables, no tengo palabras para describir este modo, que ahorra muchísimo tiempo el la practica del LightPainting, Tal como se va pintando la noche, en nuestra pantalla se va viendo el trabajo que se está realizando, pudiendo añadir más luz a las zonas oscuras.

Gran experiencia acompañado de buenos amigos.

Museo Vallhonrat

El Museu Etnogràfic Vallhonrat de Rubí va començar a mitjans del segle passat quan Miquel Vallhonrat i Brau s’inicià en el món del col·leccionisme, inicialment amb peces de la família de principis de segle XVIII, i de seguit va rebre aportacions que li feien els clients i els rubinencs; després ell mateix anava a cercar les peces, amb la passió per recollir i classificar tot el que tenia alguna cosa d’entranyable.

De jove el seu fill Pere es va interessar per l’afecció del seu pare i actualment és el conservador del Museu, així doncs el museu forma part de les seves vides, i en un futur seran les seves filles, Núria i Anna, les que continuaran amb la mateixa il·lusió , la tasca que el seu avi va iniciar fa molts anys.

En els darrers anys s’ha donat un impuls significatiu buscant la història de cada peça, completant així, col·leccions iniciades i fent-ne de noves. Actualment, disposen d’unes 8000 peces, totes elles exposades per temàtica i per col·leccions al llarg de les sis sales de què disposa el museu. Hi ha una sisena sala dedicada a l’artista Pons Cirac, L’Àngel del vidre.

L’edifici es troba a la finca on havia viscut i treballat fusters de la família Vallhonrat des de mitjans de segle XVIII. Des de l’exterior s’erigeix una torre d’aigua feta de maó que es pot veure des de diversos punts del poble. El pati del museu es va estar acondicionant, es van plantar tres oliveres mil.lenàries que són l’inici d’una zona enjardinada que connecta amb la construcció d’un nou espai, d’uns 800 m2 aproximadament, repartit en dues sales d’exposicions, més uns soterranis. L’edificació del nou espai, l’Auditori Vallhonrat, es va acabar el 2009, i vol ser un espai on tothom pugui gaudir d’exposicions i altres actes culturals en la seva mateixa ciutat.

El Museu Etnogràfic Vallhonrat és una porta al coneixement del passat, on sovint entren peces noves que ens ajuden a aprendre dels nostres avantpassats. La voluntat i el camí cap al futur passa per anar prenent pes, a poc a poc, a la vida cultural de Rubí, i per extensió que sigui conegut per tota aquella gent que valora i estima les seves arrels, per la gent que aprecia els seus propis orígens i que pot aprendre d’un passat no gaire llunyà.

Dades agafades de la seva web

http://www.museuvallhonrat.com/museu/historia-del-museu

torre

 

Ermita de Sant Medir

2016-04-03_04La ermita de Sant Medir es un santuario situado en la sierra de Collserola, en el término municipal de San Cugat del Vallés (Cataluña). Cada 3 de marzo se celebra allí el tradicional encuentro de Sant Medir. Está cerca del antiguo camino romano de Egara (Tarrasa) a Barcino (Barcelona), que pasando por Castrum Octavianum (Sant Cugat) entraba a la sierra de Collserola por el valle de Gausac (o valle de Sant Medir).

Llamada antiguamente de Sant Emeteri, la ermita es de origen románico, aunque debido a las transformaciones que ha sufrido no queda casi ningún vestigio original. Consta de planta rectangular con sacristía. En el exterior se aprecia un campanario de espadaña y la puerta de entrada con arco de medio punto, donde se encuentra un relieve grabado fechado en 1447 con las imágenes de la Santísima Trinidad. En el año 962 se encuentra la primera referencia documentada a la ermita como propiedad del monasterio de Sant Cugat y como una de las cinco parroquias del término. Los monjes del monasterio la tuvieron bajo sus cuidados hasta el año 1446.